Nuevas Ofertas y Promociones | Bigeducación
11 marzo, 2014
Jugar al aire libre
30 abril, 2014

Terminábamos el anterior post de marzo con la frase: “Los ritmos de actividad-descanso en el niño son diferentes a los del adulto y contribuyen a su proceso de maduración y desarrollo”.

El bebé muestra su actividad a través del movimiento, esto le ayuda a conocer sus límites y su entorno cercano y por supuesto a sí mismo.

 


CunaA través del descanso el bebé se recupera del cansancio provocado por la actividad realizada, que no solo se hará a través del sueño, sino que también puede ser con la inactividad o simplemente haciendo actividades relajantes, también acompañadas de sueño para lograr una total restauración de la vitalidad. Durante el sueño el organismo auto-organiza las neuronas. El patrón del sueño se va adaptando a la edad y va cambiando con el ritmo biológico.

El espacio destinado al descanso debe ser saludable y estar ventilado, debe estar aislado de las actividades de otros niños, ser silencioso y transmitir una sensación de tranquilidad.

Si queremos que el sueño sea reparador, debemos respetar las costumbres del bebé para que pueda iniciar el tránsito al sueño, el lugar destinado a tal efecto, si es reconocido por el niño, le predispone a una conciliación más fácil del sueño.

 

Por último si el tránsito al sueño es importante que sea relajado, también lo es el despertar que debe ser natural evitando los sobresaltos innecesarios.

 

descanso-infantil

 

Los comentarios están cerrados