PSICOMOTRICIDAD GRUESA
6 noviembre, 2014
Juegos infantiles “Oferta solo para Diciembre 2014”
4 diciembre, 2014

El verano deja paso al otoño y este al invierno, el día se acaba ahora más pronto, el frío o la lluvia hacen acto de presencia y los niños ya no pueden estar tanto tiempo en el parque jugando al aire libre; pero ellos necesitan seguir teniendo su tiempo de ocio.

Los juegos de interior se tornan imprescindibles hasta que de nuevo llegue la primavera, los niños necesitan seguir desarrollando su personalidad, creatividad, imaginación e inteligencia y, además, sus capacidades físicas y psicomotoras.

Los juegos de interior podemos dividirlos en función de la edad y de la actividad,

Según la edad:

De 0 a 6 meses: Para esta edad los juguetes deben estimular el desarrollo de las capacidades del bebé, favoreciendo el desarrollo de los sentidos. En este caso los móviles de cuna para sus primeras actividades, los sonajeros y los mordedores.

 

De 6 a 12 meses: En esta etapa el bebé empieza a tener cierta voluntad en sus movimientos, comienza a sentarse y a reconocer algunos sonidos y agarran objetos con alguna firmeza, por ello necesitan juguetes que les estimulen a llevar a cabo esos primeros movimientos: juguetes con colores llamativos, centros de actividades básicas que provoquen sentimientos de afectividad.

 

De 1 año a 2 años: Aquí empiezan a gatear y caminar, comprenden e incluso usan palabras, cogen cosas y las vuelven a tirar, ya tienen la “propiedad” de sus cosas “mio” y son capaces de automotivarse ante la consecución de un objetivo personal, los juguetes más indicados para esta etapa son los que favorecen el aparato motor, juguetes de encaje y apilamiento básicos y juguetes para la destreza manual que desarrollen la concentración.

 

 

De 2 a 3 años: Empiezan los juegos en sociedad y la imitación a los adultos, ya hablan y se comunican, tienen cierta destreza manual y desean descubrir cosas nuevas constantemente. Para ellos lo mejor a esta edad son los juguetes de vocabulario, primeras construcciones con colores y formas y los juguetes que animan a la movilidad que permitan ser arrastrados o que se muevan de cualquier manera.

 

 

De 3 a 6 años: Algunos empiezan aquí la etapa de escolarización. Utilizan el lenguaje de forma personal para inventar historias dentro de su mundo de fantasía, necesitan juegos que les permitan relacionarse con otros niños, juegos que imiten a las actividades de los adultos, juegos de manipulación que facilitan la destreza manual y ayudan con el lenguaje y la iniciación a las matemáticas.

De 6 a 8 años: Razonamiento, relación con la realidad, nuevas experiencias en el juego colectivo en cuanto a retos personales y tienen muy presente el “yo”. En esta edad priman los juegos de sociedad, de cualquier ámbito (habilidades y manualidades, conocimientos científicos, matemáticos, lenguaje, sociales, naturaleza, etc…)

 

De 8 a 10 años: Las actividades en grupo son muy importantes en esta etapa, aquí se establecen reglas de juego. El lenguaje y los juegos científicos en los que los resultados de pruebas o aparatos puedan ser obtenidos de manera inmediata, juegos de anatomía, kits de experimentos o de construcción de artilugios diversos incluso con pequeños motores eléctricos.

Todo esto y más lo puedes encontrar en www.bigeducacion.es

Los comentarios están cerrados